Comparte este artículo

Escuchar un diagnóstico de neumonía muchas veces puede ser impactante para los pacientes, sobre todo porque se trata de una afectación a los pulmones, sin necesidad de tener antecedentes familiares.

La neumonía es la inflamación de los pulmones causada por la infección de un virus o una bacteria, que se caracteriza por la presencia de fiebre alta, escalofríos, dolor intenso en el costado afectado del tórax, tos y expectoración.

En caso de tener alguno de éstos síntomas, debes acudir inmediatamente a un especialista que seguramente te hará preguntas sobre tu historia clínica e inmediatamente te realizará una exploración física, en la que, entre otras cosas, te escuchará los pulmones con un estetoscopio para identificar cualquier sonido anormal de burbujeo o chasquido que sugiera la presencia de neumonía.

En caso de existir alguna sospecha de neumonía, el especialista deberá enviarte algunos exámenes para determinar la afectación y así poder realizar un tratamiento adecuado, según cada caso y paciente.

El análisis de sangre, la radiografía torácica, la pulsioximetría, y la prueba de esputo, son algunos de los mecanismos que determinarán si estás atravesando por un cuadro de neumonía o no.

Si tienes más de 65 años, es posible que el médico tratante, solicite otros exámenes adicionales.

El tratamiento para la neumonía implica la cura de la infección y la prevención de complicaciones. En caso de que el contagio sea comunitario, se puede recibir el tratamiento en el hogar con medicinas que alivien y eliminen la bacteria.

Cabe mencionar que los tratamientos para eliminar ésta afección, dependen de algunos factores como el tipo y la gravedad de la neumonía, la edad, y del estado de salud general del paciente.

Los cuidados incluyen antibióticos, medicamentos para la tos, antifebriles o analgésicos.

Para evitar que el cuadro de la neumonía empeore, debes mantenerte alejado del tabaco, beber mucha agua y descansar. Recuerda que el reposo es fundamental en las enfermedades respiratorias.

Recuerda que MEDI te ayuda a consultar un especialista sin necesidad de salir de casa conoce más aquí.


Comparte este artículo