Comparte este artículo

¿Qué es Diabetes?

Lo primero que debes saber es que la diabetes es una enfermedad crónica que se origina por el alto nivel de insulina en la sangre.

Insulina

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Su principal función es el mantenimiento de los valores adecuados de glucosa en la sangre y permite que la glucosa ingrese en el organismo y sea transportada al interior de las células, en donde se transforma en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Además, ayuda a que las células almacenen la glucosa hasta que su utilización sea necesaria.

La diabetes se identifica cuando hay un exceso de glucosa en la sangre. Y esto implica que sea perjudicial para todo el organismo, pero principalmente para el corazón, el riñón y las arterias.

Por ésta razón es tan importante que conozcas cuales son los síntomas que se presentan antes de identificar ésta enfermedad.

Por ejemplo, la falta de apetito, una visión borrosa, fatiga, aumento de la sed, entre otros cambios, se pueden convertir en banderas rojas que nos permitirán acudir a un especialista de manera urgente.

A pesar de que los expertos aseguran que, al existir algunos tipos de diabetes, es más complejo determinar los síntomas exactos, es importante que estés alerta a cualquier tipo de indicio de padecer ésta enfermedad. Incluso, debes tomar en cuenta la carga genética que mantiene tu familia.

Tipos de Diabetes

Entre los tipos de diabetes más comunes se encuentran las siguientes:

DIABETES TIPO 1:

Aparece generalmente en niños, aunque también puede iniciarse en adolescentes y adultos. Suele presentarse de forma brusca y muchas veces independientemente de que existan antecedentes familiares.

DIABETES TIPO 2:

Surge en la edad adulta, su incidencia aumenta en personas de edad avanzada y es unas diez veces más frecuente que la tipo 1. En ella se produce una disminución de la acción de la insulina, de forma que, aunque haya mucha, no puede actuar

DIABETES GESTACIONAL:

Durante el embarazo la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. A veces, este incremento no se produce, lo que puede originar una diabetes gestacional. Suele desaparecer tras el parto, pero estas mujeres tienen un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 a lo largo de su vida.

En caso de padecer ésta enfermedad o que hayas sido recientemente diagnosticado, debes saber que el tratamiento de la diabetes se basa en tres pilares fundamentales: dieta, ejercicio físico y medicación.

El objetivo es mantener los niveles normales de glucosa en la sangre para minimizar el riesgo de complicaciones.

Igual te recomendamos hacer un seguimiento a tu salud visitando a un profesional periodicamente. Ahora con Seguros Medi no es necesario que salgas de casa para recibir la mejor atención médica, descubre más aquí.


Comparte este artículo